“World Without End” Knight Spanish en Español

Posted by on September 6, 2012

movie image

Descarga subtítulos de “World Without End” Knight Spanish en Español

Inglaterra, 1327
Termina una brutal guerra civil
El rey Eduardo II es derrotado
Por su esposa francesa
La reina Isabel
Ella lo encarcela
Y corona al hijo de ambos
Eduardo III
Rey de Inglaterra
Un Mundo Sin Fin
Kingsbridge, Inglaterra
– Hola, Bill.
– Toma, ten una manzada de mi parte.
Oh, gracias.
Caris. Caris.
¿Has hablado con tu padre?
– ¿Sobre qué?
– ¿Es verdad?
¿Han asesinado al viejo rey?
Hay un rumor en el mercado.
No quiero creerlo,
pero lo escuché
del jefe del gremio…
Mi padre no esparce muchos rumores.
Lo siento.
– Mattie.
– ¡Caris!
Mi madre tiene
dolores de cabeza, de nuevo.
Oh, no te preocupes.
Le prepararé un té de aquilea.
¿Lo puedes hacer más
cargado esta vez?
Porque le siguen dando
Le agregaré algo
de corteza de cerezo silvestre
– Y algo de bergamota seca.
– Has estado poniendo atención.
Escuché que el viejo rey murió.
Asesinado en prisión,
dijo mi padre.
Dios nos salve.
¿Te dolió?
– No.
– Bien.
– Sí.
– ¡Oh! ¡Ah!
Eso fue injusto.
Pero estás muerto.
Otra vez.
¡Levántate!
Eh, Eh, Eh, Eh
Eh, no tenemos que luchar contigo.
– ¿Quiénes son? – Soy Merthin Fitzgerald
y este es mi hermano, Ralph.
Nuestro padre es Sir Gerald,
Conde de Shiring.
¿El que luchó para el rey
en la última guerra civil?
Sí. Dios salve el alma
de su majestad.
¿De qué lado estuviste tú?
Ya no importa.
Quería llegar al
Priorato de Kingsbridge.
¿Me pueden ayudar…
Antes de que me desangre?
¿Es amor o es lujo?
Saludos, Madre Cecilia.
Solo estaba admirando
los regalos de Dios
Oh, ¿En serio?
Y yo que creía que eran
regalos de los mercaderes
comprados con los diezmos de ellos.
Gracias.
Buen día, Madre Cecilia. Está helado aquí.
Enciende la chimenea
para Madre Cecilia.
¿Ganso?
Bueno, no veo la razón para que nuestras
reuniones semanales no sean sabrosas
Godwyn, cuando termines, sírvele
sidra caliente a nuestra Madre Priora.
Encantado, tío.
¿Estamos celebrando algo?
Hoy es el cumpleaños de mi sobrino.
Cumple 21 años.
Felicidades, Godwyn.
– Gracias, Madre Cecilia.
– Te ha bendecido
tu tío con un regalo de cumpleaños?
Me enviará a Oxford
para estudiar medicina.
Vaya, qué generoso.
¿Cómo piensas costear eso?
Quieres que pague su educación.
– Bueno, ya que las monjas mantienen el dinero del priorato…
– Porque las viudas
han sido muy generosas con sus donativos
y hemos ahorrativas.
Pero hay una delgada línea
entre ser ahorrativo y avaro
– Madre Cecilia.
– ¿Se supone que eso me tiene que convencer?
Prior Anthony.
Discúlpeme, Madre.
Hay un caballero,
se encuentra en la cocina,
está malherido.
No hay nada
que una buena purga no sane
Quedate quieto.
¡Ahhhh!
¡Por la sangre de Cristo!
¿Qué es esto?
¿Qué es este alboroto?
Su médico está tratando
de desangrarme.
Necesita sangrar
para balancear los humores.
¿Y quién eres tú, caballero?
Sir Thomas Langley,
caballero de la Reina Isabel.
Joseph, haz algo.
Es un hombre de la reina.
Oh, bueno, quizás
una cataplasma de estiércol
para volver a conectar el cuerpo a la tierra.
– ¡Necesitan para el sangrado!
– ¿Qué estás haciendo aquí?
No eres médico. ¡Sal!
Yo mandé por ella, Hermano Joseph.
Caris, toma esa toalla. Vamos,
ahora, átala al rededor de su brazo
– Sobre la herida
– Esa toalla se usa
– para la comunión!
– Mucho mejor, entonces. Aprieta,
¡Apriétala con fuerza!
Tú, ayúdala.
Esto es indignante. ¡Basta ya!
Mattie Wise, es mejor que te vayas.
El Hermano Joseph sabe lo que hace.
¡Tú no perteneces aquí!
Eres-eres-eres solo
– ¡la hija de un barbero!
– También era cirujano. ¡Vino!
Necesitamos vino para lavar la herida.
¡El vino desequilibrará
los humores del cuerpo!
¡El estiércol tapará la herida
y ayudará a que sane!
– No te preocupes por la sangre, Caris.
¡Aprieta fuerte! – Se detuvo.
El sangrado se detuvo.
Bien.
Aguja e hilo.
Tenemos que asegurarnos que
ya no hayan plumas en la herida.
Mantenla limpia.
Hermano Godwyn,
quizás deberías sacarte la idea
de estudiar medicina,
si la sangre te perturba tanto
No, me acostumbraré con el tiempo.
Oh. Bueno, dime, entonces,
qué es lo correcto:
¿Estiércol o vino?
Si estoy de acuerdo…
Te pagaré los estudios en Oxford.
El vino ciertamente tiene su lugar…
pero se debe preferir siempre el estiércol
Una respuesta considerada.
Pero, en mi opinión,
no es la correcta.
Prior.
Prior, ¿Puedo conversar con usted
a solas?
– ¿Deseas confesarte?
– Yo…
Deseo convertirme en monje.
El priorato es demasiado pobre, Sir
Thomas, para aceptar a otro miembro.
A menos que pueda pagar los costos,
que con considerables.
Tengo un mecenas.
Catedral de Westminster, Londres
Funeral del Rey Eduardo II
– Amén.
– Amén.
Estamos aquí para darle sepultura
al cuerpo de Eduardo II,
Rey de Inglaterra.
– ¿La Reina?
– Sí.
Parece que le debe un favor.
Qué afortunados somos
que eligiera venir aquí
No del todo, diría yo
¿Por qué?
¿Con el rey muerto recientemente y
rumoreándose de que fue asesinado?
La muerte fue un accidente. El Rey se cayó
en prisión y se rompió el cuello.
– Lo colgaron, querrás decir.
– ¡Shh!
– No deberías decir eso.
– Hay rumores más oscuros
– Empalado con un fierro caliente.
– Pero no es asunto nuestro.
Su muerte, como quiera que muriera,
fue justicia divina
¿Con ese caballero aquí?
Me gustaría estar así de segura.
Palacio de Westminster, Londres
Es usted, la joya de la corona de Inglaterra, Majestad
Prefiero más el inglés que su espantoso francés
Sir Roland.
¿Qué es lo que quiere?
Tan solo deseo expresar cuán
honrado me siento
de haber desempeñado
un pequeño papel en su gloriosa victoria.
Por supuesto.
El único hombre de Kingsbridge
que ha peleado en su favor.
¿De verdad?
Oh, estoy seguro que hubo muchos en
Kingsbridge que la apoyaban en espíritu
pero estaban simplemente demasiado ocupados
haciendo dinero, alimentando al ejército del rey.
– ¿Kingsbridge?
– Sí. El hogar de Sir Gerald,
Conde de Shiring.
¿Está aquí?
No lo he visto.
¿Está sugiriendo…
que él conspira
en contra mía, Sir Roland?
En Kingsbridge, no solo él,
sino que muchos otros más.
He hecho una lista.
Parece ser que necesito
sangre nueva en Kingsbridge.
¿Está a la altura de la tarea,
Sir Roland?
Solo deseo servirle,
Su Majestad.
Gracias, mi Reina querida, gracias
Qué idiota.
Los idiotas también se pueden utilizar
¡En serio, Godwyn!
¿Qué estabas pensando
con la Madre Cecilia?
– ¡No me gusta la sangre!
– ¡Así parece!
Dios mío.
Si quieres ser más
que el lacayo del Prior Anthony,
debes aprender a nunca
mostrar tus debilidades en público.
¿Cómo iba a saber que la cocina
iba a estar llena de sangre?
Obviamente nos podemos
olvidar de la medicina
pero aún necesitas ir a Oxford
y soy yo quien debe asegurar que vayas.
Pero no tienes dinero, Madre.
Venderé esta casa,
– Aunque se esté desmoronando
– ¿Dónde vivirías?
Contigo, por supuesto,
en Oxford.
No, me mudaré con mi hermano.
Tendrá que acogerme.
pero el tío Edmund no
tiene espacio para ti.
Entonces el Señor proveerá.
Señor Todopoderoso, dame fuerza.
Siento tardar tanto, Padre.
Quiero tu opinión.
¿Cuál comprarías?
– ¿De dónde las sacaste?
– Eso no importa.
Solo dime
cual prefieres.
Um…
La roja;
es más suave.
Bueno, temía que dijeras eso.
¿Elección equivocada?
La azul está hecha
con lana de Kingsbridge.
La roja, de Penzance,
camino a Shiring.
– Oh, ¿Y qué tiene?
– Angora, quizás.
Todo lo que sé es que hay que hacer que nuestra
lana sea más suave o Kingsbridge estará arruinada.
Padre, siempre estás exagerando.
Posiblemente. Pero como mayordomo del gremio,
es mi deber ocuparme de tales problemas.
Ya encontrarás un modo.
¿Cómo está mamá?
Descansando.
Tu carta tardará semanas en
llegar a la reina y saber si
– quizás acepta tu petición.
– Lo hará.
¿Y dónde está tu hogar, por cierto?
En caso de que necesitemos… notificarles
Esta es mi casa ahora
Aquí tienes
Una encantadora cataplasma de estiércol
todavía caliente de la letrina.
Madre, de verdad no está tan malo.
Nunca conseguirías que
tu padre se tomara eso.
Recuerda endulzar tus medicinas
cuando tengas marido.
Bueno, no me voy a preocupar
por eso durante un tiempo.
No digas eso.
Quiero verte casada.
– Rose, Caris.
– Hola, Petranilla.
– ¿Hablando de matrimonio, sobrina?
– Dificilmente.
No hay ni un hombre en
Kingsbridge que encuentre interesante.
¿Estás escuchando a tu hija?
¿Cuándo se volvió tan arrogante?
Cásate mientras puedas, jovencita.
Sí, tía.
– ¿Cómo te sientes?
– Mejor dentro de poco, espero
Me bebí la poción de Mattie.
Siempre funciona.
Y aún así
te siguen dando dolores de cabeza
He pagado por un milagro.
Tierra sagrada de la
tumba de San Adolfo.
He horneado un pastel con ella para
curarte de una vez por todas.
No deberías haberte molestado.
Es lo menos que podía hacer.
Mm. Gracias.
¿Qué te ha hecho ese fuego?
Nada.
Petranilla y mi madre
quieren que me case.
¿Y tú no quieres casarte?
Quizás.
¿Y que harás entonces ?
He visto trabajar a Mattie Wise.
Es fascinante.
Ella ayuda a la gente.
¿Sería eso tan malo?
¡Edmund!
¡Edmund! ¡Edmund!
¿Qué sucede?
– ¡Rose!
– Algo está muy mal.
– Rose.
– ¡Traeré a Mattie!
¡No! ¡No!
Mattie ya ha hecho suficiente.
Llama al Hermano Joseph.
– No, pero él…
– ¡Tráelo ya!
Rose.
Me temo que es inútil.
A pesar de la sangría,
solo se ha debilitado más.
– Entonces no de-debería haberle hecho la sangría.
– Caris.
Es el remedio recomendado,
pero no funcionó porque Dios
no quiso que funcionara.
– Eso no es verdad.
– Contra la voluntad de Dios,
todos los esfuerzos
de la medicina son inútiles.
Esta no es la voluntad de Dios;
¡Ella está enferma!
– Mi querida niña.
– Oh, Dios.
– ¡Dios, no! – Está fuera de mi alcance, niña!
– Bueno, ¿no puede hacer algo?
– Depende Dios ahora.
– ¡Necesitamos a Mattie! – ¡Rose!
Rezar. Todo lo que podemos
hacer es rezar.
¡No! ¡Dios, no!
¡Por favor haga algo!
¡¿No puede hacer nada?!
– ¡Haga algo! ¡Por favor! Por favor.
– Rose, quédate con nosotros.
Amén.
Oh, Dios, no.
Rose. Quédate con nosotros, Rose.
Nunca te abandonaré, hermano.
…Y había una flecha…
Había una.
– No otra vez la misma historia…
– Es verdad. Había una,
había una flecha
¡¿Qué está pasando aquí?!
Sir Gerald, está bajo arresto
por conspirar en contra
del nuevo rey.
¡Eso es absurdo!
¡Hice un juramento de lealtad!
– ¡Yo apoyo al nuevo rey!
– La reina Isabel tiene pruebas
que informan de lo contrario.
¡Llévenselo!
– ¿Cómo se atreven?
– ¡No! ¡No!
¡Ralph! Ralph, no.
¡Salgan de aquí de inmediato!
¡Esto es traición!
Soy el Conde de Shiring.
Ahí es en donde te equivocas.
Yo soy el Conde de Shiring ahora.
Caris.
Lo siento mucho.
Nunca espere
tener que tomar el lugar de tu madre
pero lo haré lo mejor que pueda.
Gracias, tía.
Pero mi intención es
llevar la casa de padre ahora.
Eres solo una niña, querida.
Y tú eras una viuda llevando tu
propia casa cuando tenías mi edad.
Tu padre ya me ha pedido
que me mude con ustedes.
¿Qué?
Vendí mi casa.
¿Por qué? Y-Yo no…
Sir Roland.
¿Qué significa esto?
La reina tiene una lista de los traidores en Kingsbridge.
Me pidió que los cuelgue.
Atrápenlo.
¡Esto es absurdo!
Yo… No he hecho……
– ¡No he hecho nada!
– Caris.
– ¡No soy culpable de nada!
– ¡No! ¡Padre!
– ¡Padre!
– Caris.
– ¡No! ¡No! – Déjales ir.
– ¡Padre! ¡No!
Está bien.
Hay un momento y un lugar.
Siguiente solicitante
Sir Roland.
Petranilla.
He venido a suplicar por
la vida de mi hermano.
Edmund Wooler le dio comida
y dinero al enemigo.
No hay nada que puedas decir.
¿Puedo acercarme?
Según recuerdo, solías
adorar mi pastel de higo.
Un plato delicioso.
Pero un soborno inútil.
Quizás las ricas especias atraigan
tu paladar de nuevo.
Entiendes mis gustos muy bien, Petranilla.
¡Siguiente!
Demando la liberación
inmediata de mi marido.
Lady Maud, la reina considera
a su marido como un traidor.
No hay nada que pueda hacer.
– Siguiente solicitante.
– Necesito recordarle, Sir Roland,
que cuidé de su hijo William
cuando casi murió de fiebre.
Tenga piedad de mí y de mis
hijos, así como también de mi marido.
No puedo perdonarle la vida a su marido
¿Y mis hijos?
Esté agradecida.
Los dejaré vivir.
Tómelos como escuderos, señor.
Se lo imploro.
Eligiré a uno.
– ¿Quién de aquí necesita un aprendiz?
– ¡Yo!
Elfric Builder.
– ¿A cuál eligirías?
– Al más fuerte, mi señor.
Yo también
Entonces…
¿Cómo eligiremos?
El primero que haga sangrar al otro
se convierte en mi escudero.
El perdedor se va con Elfric.
¿Alguna pregunta?
Así que ahora somos sirvientes, ¿no?
– ¡Silencio, Ralph!
– Lo mataré.
Ahórrame ver a mis hijos muertos.
Vamos, chicos, muestrennos
quién es bueno.
Y cual el malo.
Vamos.
Sabes que vas a perder.
¡Basta!
¡Saquénlo!
¡Mi nuevo escudero!
Patético.
Está enterrado. Ganamos.
Inglaterra es nuestra.
– ¿Cómo puede hacer esto, si
Aceptó nuestro soborno? – Calla.
(crowd shouting angrily)
¡Estos hombres son inocentes!
¡Tirano!
Estos hombres…
son traidores a la Corona!
Pero la Reina Isabel
es una mujer misericordiosa.
Se le perdonará la vida
a uno de estos desgraciados
¡Edmund Wooler!
Tu vida te es perdonada
Pero se te romperán ambas piernas.
John Constable,
– llévatelo.
– Sí, mi señor.
Llévenlo a la plaza del mercado.
¡Háganse a un lado!
Cuélguenlos.
Toma los zapatos, Gwenda.
– No.
– Vamos.
Es mala suerte.
¡Vine todo el camino desde Sajonia
para luchar por su reina francesa,
y no me pagó nada!
Es lo menos que se me debe.
Tómalos.
– No.
– Vamos.
Quédate quieta, Gwenda.
Tu padre se siente solo.
No, no, no…
Déjala tranquila
Solo estoy intentando abrigarme, hijo.
Sí, inténtalo de nuevo y
te abrigarás en el infierno.
Debes irte…
antes de que lo mates, Holger.
¿A dónde iría?
No lo sé.
Alístate en el ejército.
¿Qué?
¿Ser un mercenario como lo era él?
Él era un soldado a pie borracho.
Tú eres un magnífico arquero.
Ven conmigo, Gwenda.
No te dejaré sola con él.
Odiaría la vida en el ejército
y estoy cansada de huir.
Creo que me quedaré aquí un tiempo.
Es una ciudad tan buena como cualquier otra.
Para usted, mi señora
¡Mortimer!
¡Ven aquí! Inmediatamente.
¿Qué ocurre, mi Reina?
Tú estabas a cargo de Thomas Langley.
Me dijiste
que había sido silenciado.
Esas eran mis órdenes, sí.
Parece que te desobedecieron.
Ha pedido asilo en
el Priorato de Kingsbridge.
¡Desea convertirse en monje y
que yo le pague el privilegio!
El asilo es frágil como un velo,
no es una fortaleza
Monjes pueden ser desechados
tan fácilmente como a los reyes
Si él muriera,
amenaza con hacer
público todo lo que sabe.
Esta es una cataplasma de raíz de estramonio.
Tienes que cambiarla cada hora.
Bajará la hinchazón.
Además, si machacas las
hojas y haces un té,
servirá para inducirle
el sueño si se despierta.
¿Estarás bien?
Ayudaré a tu padre.
Gracias.
Pero necesito hacer algo.
Quiero ayudar.
¿Me enseñarías?
Discúlpame.
Mattie, debes venir rápidamente.
El brazo del caballero tiene gangrena.
El Hermano Joseph lo va a amputar
Sujétenlo firme, hermanos
Que la mano de Dios me guíe.
¡No!
¡Carnicero!
¡Bruja!
Quieres su alma para el diablo.
Quiero salvarlo de ti
Déjela hacer su trabajo, hermano.
El sufrimiento de este hombre pesará
en su conciencia, Madre Cecilia.
Y su muerte en la suya.
Caris, ven aquí ahora.
¿Quieres aprender? Haz lo que yo diga.
Tuerce.
Aquí. Fuerte.
Más fuerte.
Más fuerte.
Ahí. ¿Ves?
No hay nada
a lo que temer.
Solo es sangre.
Esa es la primera lección.
Luego el intestino grueso;
– Es la parte de más abajo, ahí.
Y luego echamos un vistazo adentro.
¿Qué puedes ver? ¿Ves eso?
– Sí.
– Y ese es el intestino delgado.
A trabajar,
pequeño holgazán. ¡Ahora!
Mucho más aterciopelado.
De verdad, muélelo, muélelo
Puedes añadir un poco de agua.
Hongos.
Es un placer.
Muy bien
¡Arresten a este hombre!
Qué demo…
– ¿Qué significa esto?
– ¡Eduardo!
¡Quítenme las manos de encima!
Se le acusa de asumir poderes
reales y otros crímenes.
¿Qué crímenes?
Asesinó a mi padre
Tu padre murió
– de una caída en prisión.
– ¡Eso es una mentira!
Este traidor,
que se acuesta contigo,
conspiró con Sir Thomas Langley
– para asesinar a mi padre.
– Pero señor, eso no es verdad.
Langley fue el guardián
de mi padre en prisión,
y bajo tus órdenes.
¿Es correcto?
Langley desapareció el
día que murió mi padre .
Sin embargo, recién hoy te vi
tratando de quemar esta carta
Isabel.
Cuéntale lo qué pasó.
– ¡Cuéntaselo, Isabel!
– ¡Amordácenlo!
¿Esto es verdad?
No sé nada de esta traición.
Nos han traicionado
Sáquenlo de mi vista
Sabes que antes que todo
soy tu madre…
Eres una puta.
Y mi madre.
Sugiero que elijas
Cual quieres ser
No las tendré a ambas
¿Saben quién soy?
¡Maldito!
¡Isabel!
¡Isabel!
¡Deténlos!
¡Isabel!
Haré que Kingsbridge sangre
– ¿Merthin? ¿Qué haces aquí?
– Uhm
– Oh, Dios mío, ¿Qué te pasó?
Um, Elfric es un
constructor descuidado y…
Bueno, se lo dije.
Tu vida cambió tanto
desde que murió tu padre.
Tú también has perdido a un padre.
No sé que es peor…
extrañar a mi madre,
O tener que ver a mi padre con su dolor
Caris.
No lo cargues sola.
Búscame. Y…
Si puedo…
Haré lo mismo contigo.
Eso me gustaría.
Buenas tardes.
¿Qué ocurre?
Buenas tardes, sobrina
Hemos planeado una pequeña celebración.
¿Una celebración?
¿De qué?
De tu compromiso.
Con Elfric Builder.
Él ha aceptado financiar el
negocio de tu padre y
convertirte en la mujer más rica de Kingsbridge.
Has asegurado nuestro futuro.
Ven aquí.
Ven, déja darte mi bendición.
Gracias.
Petranilla me lo dijo.
Mi rescate nos arruinó.
Tu desinterés nos ha salvado.
Gracias.
Tendremos unos hijos muy lindos

Get Adobe Flash player

Comments are closed.