“Lip Service” Episode #2.6 2012 Spanish en Español

movie image

Descarga subtítulos de “Lip Service” Episode #2.6 2012 Spanish en Español

Sincronizado por MemoryOnSmells
Traducido por Lorea
Aquí llega, la actriz.
No. Creo que me va a dar algo.
¿Cómo ha podido llegar
ya la noche del estreno?
Anoche, incluso soñé con ello.
– Estaba en el escenario desnuda…
– El pícaro Chekhov…
y… me quedaba en blanco.
450 personas mirando mi “jardín”,
esperando a que empezara la obra.
– ¿Y si la cago del todo?
– Lo harás bien.
Hola.
Se me ha ocurrido pasar a desearte
buena suerte para esta noche.
Está de los nervios.
Es que… nunca antes he
tenido un papel protagonista.
Por eso tengo para ti un kit
de supervivencia para estrenos.
– No tenías por qué hacerlo.
– Quería hacerlo.
No lo abras hasta que estés
en el teatro, ¿de acuerdo?
– ¿Y dónde están nuestras entradas?
– Oh, sí. Perdonad.
– Ed…
– Gracias.
Sadie.
Lexy.
¿Ha hablado alguien con Sam?
Yo le he dejado
mensajes, sin suerte.
– ¿No has ido con ella a correr?
– No.
¡Joder! Necesito una ducha.
¿Queréis llevar a alguien?
Yo no es que tenga muchas opciones
de conocer a alguien para esta noche.
– Sí, a lo mejor.
– ¿Entonces hay alguien?
Sí. ¡O sea, no!
No van a necesitar la entrada.
No os ofendáis, pero
viendo que soy la única
que luego va a pillar…
¡Lexy!
¿Crees que esto va bien
para la fiesta de después?
No sé si tengo piernas para esto.
¿Estás de coña? ¡Tienes
unas piernas estupendas!
Sí. Me tengo que ir.
Mucha mierda.
Sí, eso funcionaría, ¿no?
Nadie esperaría que lo
hiciera bien en ese caso.
Lo harás bien.
Escucha.
Gracias por tu apoyo y por todo.
Significa mucho.
Está bien.
Dios, espero no hacer el ridículo.
Tú siempre estás
haciendo el ridículo.
Vale… bien.
Llevas una crema de
labios muy rica. ¿Qué es?
Es un cacao de farmacia.
Vale.
¡Muy erótico!
Nos vemos luego. Yo me
encargo de las copas.
Lexy conoce “Tío Vania”.
Parece mentira pero la conoce.
Que ya es casualidad.
¿Y si lo hago fatal?
– Creo que no te lo diría.
– Gracias, Ed.
¡Oh! ¡Te gusta!
No, no me gusta.
¡Sí, te gusta!
Vale.
Es que no sé si yo le gusto o no.
Creo que es posible
pero ya sabes cómo soy.
Soy un desastre para
captar esas cosas.
Antes ha mencionado a alguien.
¿En serio? ¿A quién?
Solo a alguien. Pero que
no necesitaban la entrada.
Genial. Así que es alguien
que va a ir a ver la obra.
O alguien que está en la obra.
Yo estoy en la obra.
¿Crees que se refería a mí?
O a Nora.
¿Por qué no me habías
dicho que te gustaba?
Se me hace raro actuar
con normalidad sin Cat.
Lexy es genial.
– Lo abro ahora mismo, ¿verdad?
– ¡Pues claro!
“Un detalle para antes
y después de la obra.”
Champán. Para después.
¿Qué hay para antes?
Antidiarreico.
¿Qué quieres?
No es la bienvenida más
acogedora que haya tenido.
– Llego tarde.
– No te voy a entretener. Mira…
Solo quiero que sepas
que estabas equivocada.
– No me dices nada nuevo.
– La verdad es que…
No sabía lo de Cat y Frankie.
¿Quieres una disculpa?
¿Por eso has venido?
Lo siento mucho, ¿vale?
Deberías trabajar el
tema de las disculpas.
Ese nivel de sinceridad,
es un poco apabullante.
Mira, lo entiendo.
Quieres pasar esto tú sola.
Lo comprendo.
Te dejaré en paz.
Pero si alguna vez necesitas
a alguien, tienes mi número.
TRAE VALIUM.
ESTOY ATACADA.
NO NECESITAS DROGAS.
LO BORDARÁS.
Vale, escuchadme todos.
Hemos trabajado intensamente
en la operación Colmena
estas últimas semanas…
y todo depende de la redada de hoy.
Así que, prestad atención.
¿Detective Murray?
Bien…
Nuestra idea es hacer una redada
en lo que era el
viejo almacén de grano.
Según nuestra información,
la entrega tendrá lugar
entre las 17:30 y las 19:00 de hoy.
Si os fijáis en los
informes, en el mapa,
tenemos un buen
punto de vigilancia.
Es fundamental que esperemos
a que se haga el intercambio.
Os pido mucha cautela. Cubríos
la espalda unos a otros.
No tenemos información que
sugiera que vayan a estar armados,
pero no necesito deciros de
lo que es capaz esta banda.
– ¿De acuerdo?
– Bien.
¿Estás bien?
Estoy aquí, ¿no?
Hoy tenemos que
ser un frente sólido.
Por el bien del equipo.
– ¿Podemos hacerlo?
– Por supuesto.
– ¡Te lo dije hace semanas!
– Deberías habérmelo recordado.
Lo hice, te dije que lo
apuntaras en la agenda.
Estaré allí a las 3:00.
El águila ha aterrizado.
Lo siento. Sé que estás ocupada.
Es que… no tiene
gracia si no estás tú.
Yo también lo siento.
– Empezamos en diez minutos, ¿vale?
– Sí, vale.
Buenos días.
Quería aclarar las
cosas con el tema de Ed.
No quiero que haya mal
rollo entre nosotras.
Yo tampoco.
Creo que ahora mismo no está
preparado para una relación de verdad.
Tiene esa obsesión
con la ciencia ficción.
Y sabes, con tantas
mujeres de cómic en su vida,
no creo que sepa cómo
tratar con una de verdad.
Sé que es tu amigo y eso, pero…
pero lo siento, he
tenido que romper con él.
Espero que no esté muy deprimido.
¿Cómo… cómo lo lleva?
– Lo sobrelleva.
– Bien.
Bien, sí. Eso está bien.
No te vas a creer lo que
acaba de decirme Nora.
Al parecer, fue ella
quien rompió con Ed.
¿Pero en qué planeta vive?
¿Sabes qué? Si así consigo quitármela
de encima, que piense lo que quiera.
Oh, esta noche viene Lexy,
y ha dicho que tengo unas piernas
estupendas. Es buena señal, ¿no?
– Y Ed ha dicho…
– Maggie quiere el divorcio.
¡¿Qué?!
Huhg. Lo siento.
Va a casarse con ese pedazo
de mierda, Thomas Delaware.
¿Por qué tienen que casarse y
vivir como una pareja famosa?
Ya, lo sé, lo sé.
No es justo.
Va a cometer el mayor
error de su vida.
Escucha, ¿por qué no
te excuso con Rory?
Es solo una prueba de iluminación.
Tú puedes quedarte aquí,
ordenar tus ideas…
¿Crees que debería llamarla?
No. Creo que tienes que centrarte
en la representación de hoy.
Tienes razón.
Tienes razón.
– Esta noche tengo que hacerlo bien.
– Hola, gandula.
– Joder. He ido a ver a Sam.
Retén la llamada.
– ¿Qué ha pasado?
– No quería saber nada.
¿Por qué hago siempre lo mismo?
¿Por qué me dejo involucrar?
– Porque eres buena persona.
– ¿En qué estaba pensando?
Pensaba que hubo algún tipo
de conexión entre nosotras
cuando murió su novia.
¡Pero que idiota soy!
Escucha, no vas a gastar
más energía en ella.
Lo digo en serio.
Deberías ir a por Tess.
Es divertida, está buena
y os lleváis de maravilla.
A lo mejor lo hago.
Estoy harta de caer
en lo mismo de siempre.
Encuentro a alguien
que está jodido,
consigo que se recuperen
y cuando están bien…
Te mandan a la mierda.
¿Qué tal alguien que de
verdad me quiera, para variar?
Sam, ¿me oyes bien?
Alto y claro.
Cuando entremos, yo me
encargo del equipo del almacén.
¿Qué ocurre?
Nada.
¡Joder! ¿Por qué va a tener
que pasar siempre algo?
Sam, te pasa algo.
Creo que, a lo mejor,
deberías irte a casa.
No me voy a ninguna parte.
No, no podrá ser.
Estaré en Aspen.
Avísame cuando
lo hayas organizado.
Me gusta.
Está lleno de vida.
También tiene una forma agradable.
Te sigue por toda la estancia.
Sí, es verdad.
Está conmigo aquí.
Aquí.
– Y también aquí.
– Interesante. ¿Cuánto cuesta?
35000 libras.
Bueno, es una pieza única.
– ¿Puedes darme más información?
– Claro.
Es… este de aquí.
Gracias. ¿Podría ir al baño?
Por supuesto. Vaya, señora.
Has perdido tu foco.
¡No con mi puta esposa!
¡He tenido una revelación!
No sé si hoy tenemos
tiempo para eso.
Por primera vez en meses,
veo las cosas con claridad..
Bien, eso es genial, Hugh.
Estoy orgullosa de ti.
He estado centrado toda mi
energía en la dirección equivocada.
¿Puede volver al escenario
la Srta. Roberts, por favor?
Eso es, Tess.
– Voy a dar todo de mí.
– ¡Estupendo!
Voy a darle a esa mujer
el marido que merece.
Voy a recuperarla.
¡¿Qué?!
Quería una cesta de rosas rojas.
El mismo mensaje que antes.
Y un arreglo floral
con la palabra amor.
– No, no es para un funeral.
– Vamos…
Rory te quiere en el escenario.
Están todos esperando.
Vale, esperaré.
Por favor, Hugh. Necesito
ensayar nuestras escenas.
Y mire hacia abajo…
Hola, Dra. Price.
¿Le importaría darme una
segunda opinión? Lo siento.
Disculpe un momento.
Tengo un chico joven.
Accidente leve de tráfico.
¿Cuál es el pronóstico?
No es bueno.
Tiene que ir donde Rayo-Sex y
obviamente yo no puedo llevarle.
¡Por el amor de dios, Declan!
No voy a ocuparme de él.
Venga, Lexy. Estoy
cansado de que pase de mí.
No me importa. Lo tengo
superado. Ni siquiera me gusta ya.
Entonces no te
importará llevarlo tú.
Apuesto a que piensa que
voy allí solo para verle.
Vas allí solo para verle.
– Genial, restriégamelo por la cara.
Declan, eres médico.
Antes o después vas a
tener que ir a rayos-X.
Supéralo.
– ¡Por favor, Lexy!
– ¡No! Ni hablar.
Ryder, aquí Murray.
Ya son y media.
¿Información errónea?
Ha podido haber un soplo.
Espera. Veo al
vehículo A acercándose.
A todas las unidades,
preparados. A la espera.
¿Bien?
– ¿Listos?
– Vamos.
– Quédate aquí y vigila la entrega.
– Bien.
A todas las unidades.
A mi señal, ¿vale?
Adelante.
¡Vamos!
Lo tengo.
Vuelvo enseguida, ¿de acuerdo?
Tiene fractura de tibia
y a mi amigo, le gustas.
Aunque probablemente
ya lo sabías, ¿verdad?
– Probablemente.
– Vale.
¿Y a ti no te gusta Declan?
Vale, da igual. Aunque…
es muy divertido.
– ¿En serio?
– Y una gran compañía.
Y en realidad, no es mal chico,
bajo toda esa bravuconería.
¿Podrías, por favor,
sacarle de su agonía?
Porque, y no te ofendas, estoy
harta de oír hablar de ti.
– ¡Quitadme las manos de encima!
– Vamos. Todo en orden.
¡Sam! ¡Sam!
¡Sam! ¡Sam!
– Hola.
– ¿Me estás evitando?
No, en absoluto.
Solo he venido a…
– por un enema.
– Ya, escucha,
No me parece bien que intenten
seducirme en el trabajo.
Eso es un poco presuntuoso.
Te iría mucho mejor
invitándome a cenar
en vez de esperar que te
siga al baño más cercano.
Dicho eso… estoy
libre esta noche.
Dejo que me invites si prometes
portarte como un adulto.
Es algo precipitado. Tengo
que consultar mi agenda.
Allí estaré.
¡Oh, Dios, Ryder!
Necesito una ambulancia en la parte
trasera del almacén lo antes posible.
Está bien. Todo saldrá bien.
– Hola.
– Hola.
Vas a necesitar algo más
que un ramo de flores.
Son para Tess.
Un detalle por tu parte.
Sin duda es una gran
oportunidad para ella.
Quién sabe si volverá a
tener otro papel protagonista.
Yo creo que tiene mucho
talento, la verdad.
¿Pero qué sabré yo?
Solo soy un geek, ¿verdad?
Verdad. ¿Cómo va tu libro?
Bien, sí.
He cambiado al protagonista por
un hobbit malvado y egocéntrico.
– No he tenido que reescribir mucho.
– Yo no me preocuparía.
Al fin y al cabo, solo es para que
se hagan pajas adolescentes frikis.
Además, así tienes algo
que hacer por las noches.
No te preocupes por mí.
Tess y yo siempre tenemos una
partida de dardos esperándonos.
Hablando de eso, si te
quedan fotos firmadas,
me encantaría quedarme con ellas.
Eres preciosa.
¡Hola! ¿Qué tal?
Bueno, ya sabes, es de locos.
Oye, gracias por el
impresionante regalo.
Me encanta el champán, y el
antidiarreico me viene muy bien.
¡No es que tenga diarrea!
Tengo algo para ti.
Cierra los ojos.
Pon las manos.
Vale.
¡Ta-chan!
¿Te gusta?
No puedes permitirte esto.
– ¿Te gusta?
– Me encanta.
Gracias…
muchas gracias.
Una entrada para la
obra de esta noche.
Venga. Nadie tiene por
qué saber que vamos juntas.
Vale. Sí.
– ¿Se pondrá bien?
– Tiene que esperar fuera.
¿Se…?
¿Hugh?
Escucha…
No quería decirte esto cuando falta
tan poco para levantar el telón,
pero ha llamado tu mujer.
Ha intentado localizarte en el móvil.
Aquellos que esperan
serán recompensados.
Ha dicho que estás incumpliendo
la orden de alejamiento.
Y que si sigues
enviándole cosas a su casa,
va a enviar a la policía al teatro.
Lo siento. Mejor
bajo presión. ¡Vale!
¡Noche de estreno! Disfrutad.
Habéis trabajado todos mucho y
estoy muy orgulloso de vosotros.
De todos vosotros.
Hugh.
Mucha mierda.
Gracias, Nora.
Gracias, Sharon.
Es solo un capricho.
¿Cómo puedes querer a un
hombre que se pinta las cejas?
¿Por qué no estás listo?
Tienes que vestirte.
Me has jodido como a un perro.
Como a un perro viejo y ciego.
Deberías haberme clavado
– un puñal en el corazón…
– Esto es importante. Va a venir Lexy.
¡Vale, vale! Humíllate,
corre detrás de ese capullo.
Yo me comí una por ti, ¿recuerdas?
¿Qué pasa con eso? Perdí 6 puntos
del carnet de conducir por ti.
¡Los pantalones!
Sin mí, irías en una scooter.
¡Maldito contestador! ¡Mierda
puta! Voy a tener que ir hasta allí.
No, no. No puedes.
Te arrestarán.
¿Recuerdas la última vez?
Con la policía. Fue horrible.
Vístete, Hugh. Por
favor, vístete ya.
¿Cómo voy a interpretar
ahora a Vanya,
cuando me siento
tan vacío por dentro?
– Hola.
– Alguien que se ha preparado.
Sí, no soy la única.
¿Entramos?
No, gracias. Estoy
esperando a alguien.
No me digas.
¿Por fin vamos a conocer
a la novia fantasma?
¿Ha dejado a su mujercita en casa?
Oye, no me jodas. Que tú
sepas, ella es mi tía, ¿vale?
Nos vemos dentro.
“Damas y caballeros, va
a comenzar el primer acto.”
¿Hugh?
Hugh, ¿estás dentro?
Nos han llamado.
He preparado té,
querido. ¿No quieres?
No me apetece mucho.
Dentro de 200 años, la gente a
la que estamos abriendo camino,
¿se acordarán de nosotros, Nanya?
Puede que la gente
no, pero Dios sí.
Bien dicho, Nanya.
Gracias.
Por favor, Hugh.
¡Mierda!
¿Has dormido bien?
Sí. Sí. Sí. Muy bien.
Desde que ellos han llegado,
todo se ha descontrolado.
Se duerme cuando
se debería trabajar.
Se bebe a deshora.
Se comen cosas no saludables.
Vino tinto. Comida picante.
¿Entradas?
Disfrutad.
Casi me rompo el
cuello para venir aquí.
Bueno. No importa.
No es la primera vez.
Eso sí, ya que estoy
aquí, me quedaré a dormir.
Me alegro. Es tan raro que
se quede usted a dormir.
Supongo que no ha comido nada.
En efecto, no.
Entonces, debería
comer con nosotros.
Ahora comemos por la tarde.
– ¡Llegan tarde!
– Bueno, ya conoces a Cath.
Lo que tengas que hacer en
la oficina, puede esperar.
¿No puedes olvidarte del trabajo
por una maldita noche, Lauren?
– Pasad. ¿Cómo estáis?
– Bien.
– Hola Cath. ¿Qué tal?
– Bien.
Lo siento.
No pude llegar a tiempo.
Tenías razón.
Lo siento mucho.
Olvídalo.
¿Tú también, tío Vania?
¿Bebiendo otra vez con el doctor?
¡Vaya dos!
No está bien a tu edad.
¡Tío Vania!
¿Qué tiene que ver la edad?
Beber… me hace
creer que estoy vivo.
Incluso un espejismo
es mejor que nada.
¡Hemos cortado el heno!
Llueve todos los días.
Y… está ahí fuera pudriéndose,
¡y tú hablando de espejismos!
¡Ha sido un primer acto fabuloso!
¡Seguid así de bien!
– ¿Supongo que te ha hecho gracia?
– Solo era una broma.
Es lo que hacemos
en el teatro, Tess.
Un poco de diversión
la noche del estreno.
Relájate, ¿vale?
Es bastante larga, ¿no?
– ¿Te está gustando?
– Tess está genial.
¿Dónde estará Sadie?
A lo mejor su tía se la
ha llevado a tomar té.
Creo que pueden arrestarte por eso.
– ¿Qué quieres?
– Si, voy a tomar…
Espera un segundo.
Hola…
me preguntaba si
estarías en el hospital.
¡Mierda! Lo siento.
No es nada. Lo siento.
– Hola.
– ¿Qué haces aquí?
¿Cómo va?
Nora me está haciendo jugarretas.
Te dije que haría algo así.
Pasa de ella.
¿Te mueres en este acto?
Ha estado conmigo todo el rato
como si fuéramos las mejores amigas.
– ¿Le has dicho algo?
– No.
No pude evitarlo. Es el
demonio. Me hace algo.
– Es como la criptonita.
– Sí que eres un geek.
A Lexy le está encantando.
– ¿Qué? ¿Qué ha dicho?
– Cree que estás fantástica.
– No es verdad.
– No te quita la vista de encima.
– ¿En serio?
– Sí.
“Empezamos en cinco minutos…”
– Vamos, vete, vete.
– Te veo luego para tomar algo.
Si es que Lexy no te pilla primero.
“La persona a la que
llama no está disponible.”
“Damas y caballeros. Vuelvan
a sus asientos, por favor”
“El segundo acto está
a punto de comenzar.”
No querrás tener las
manos ensangrentadas.
¡Cuelga ya!
Piensa en el daño psicológico
que le hace esto a un perro.
Dame eso.
¡Al escenario!
Tiene un doble de cuerpo,
¿sabes? Y otra cosa.
¿Recuerdas aquella navidad que
comiste comida en mal estado
y tuviste que estar toda
la semana en la cama?
¡Me follé a tu hermana!
Se ha acabado, ¿no?
El doctor, venía una o dos
veces al mes, como mucho y…
era difícil convencerle.
Pero ahora… está
aquí todos los días.
¿Entonces, no recuerdas
el nombre de la tienda?
Perdonad…
DEJA DE IGNORARME…
¿VAS A SALIR O ENTRO YO?
Vale, tengo que…
es del trabajo, solo cinco minutos.
– Yo no soy guapa.
– Tienes un pelo bonito.
Cuando alguien no destaca,
la gente siempre dice,
“Tienes un pelo bonito.
Tienes unos ojos bonitos.”
¡Le amo desde hace seis años!
Miro hacia la puerta y espero,
con la esperanza de que entre
en cualquier momento, pero…
Él…
Nunca se fija en mí.
No me mira.
– ¿Por qué me has dado plantón?
– Aquí no.
Vale, ¿a qué estás
jugando exactamente?
– ¿Qué?
– Cuando robaste este reloj.
¿Sabías que es de una
importante clienta de Jo?
No lo he robado.
Me lo encontré.
Bueno, me importa una mierda.
Acabo de tener la cena
más espantosa de mi vida.
Debería haberlo sabido.
– Dijiste que el reloj te gustaba.
– Creía que era un regalo.
Apenas puedo pagar el alquiler.
Estás jodida.
Estás muy jodida.
Vives en un mundo de fantasía, ¿no?
Te lo compensaré.
¡No! ¡No!
– Lo siento.
– ¿En qué estaría pensando?
Aléjate de mí y
de mi mujer, ¿vale?
Pensaba que habías salido.
Da igual.
Debemos seguir con
nuestras vidas, tío Vania.
Llegará la alegría y veremos
nuestro desdichado presente
con ternura y comprensión.
Oiremos a los ángeles.
Veremos el cielo
brillar con diamantes.
Veremos todo nuestro sufrimiento
ahogado en la misericordia
que inundará la Tierra.
No ha habido alegría
en tu vida, tío Vania.
Pero espera. Tú espera.
Descansaremos.
Descansaremos.
Debería haberle hecho caso a Ryder.
No fue culpa tuya.
Me dijo que me fuera
a casa y me negué.
Y por culpa de eso,
podía haber muerto.
No ha muerto.
Por culpa de mis malas decisiones.
Tienes que dejar de castigarte.
– Tú no atacaste a Ryder.
– Fue culpa mía.
Él me dijo que no debía estar allí.
Sabía que tenía razón.
Teníamos en custodia
a un sospechoso
y todas las partes de su
historia debían encajar.
Pero de algún modo…
sabía que podía…
Siempre he sabido… captar la
mentira donde nadie más la veía.
De algún modo…
en lo más profundo…
siempre supe lo de Cat.
Tienes que dejarlo.
Sabía cuando Cat
estaba pensando en ella.
No quería creerlo,
así que lo ignoraba.
De la misma forma que
ignoré hoy a Ryder.
¡Dios!
¡Todo lo que decido está mal!
Tienes buenos instintos.
Tienes que confiar en ti misma.
Ya no puedo confiar en mí misma.
No puedo confiar en nadie.
Puedes confiar en mí.
– ¿Me pone champán, por favor?
– Ha sido maravilloso.
Qué gran actuación. Fantástica.
Gracias.
El público ha estado
muy agradecido.
Creo que ha salido bastante bien.
Ya sabes, aparte de algún
que otro contratiempo.
Pero creo que has sabido llevarlo.
¿Quién te crees que eres?
¿Helen Mirren? ¿Judy Dench?
¿Cuál es tu problema?
¿O eres una de esas mujeres
que odia a las demás mujeres?
¿No puedes sentirte
bien contigo misma
si no consigues que otro
se sienta como la mierda?
¿Tan insegura eres?
– ¡Estás aquí!
– Tess.
¡Has estado magnífica!
Y estás preciosa.
Ya, bueno, ¿para quién?
Total, solo es la noche de estreno.
No es para tanto.
Solo he tardado 29
años en conseguir esta.
Probablemente tarde 60
en conseguir la siguiente.
– ¿Te ha dejado algún mensaje?
– Tenía el móvil apagado.
“Lo siento. He tenido que irme.
Han llamado del hospital.
Lo has hecho genial”
En la primera parte.
Escucha.
Debe ser una pesadilla
salir con un médico.
Muchas horas. Todos esos gérmenes.
Sería estupendo con Lexy.
Anímate, tristona.
Habrá más noches.
Voy a por algo de beber.
Esto no pinta nada bien, ¿no?
Janice. No sabía que habías vuelto.
Y te vengo bien. Parece que
vas a necesitar un coche.
¿Qué? ¿Para que puedas
largarte otra vez con mi pasta?
No vi que tuviera tu nombre.
¡Oh! Qué bonito.
¿Puedo quedármelo?
– No.
– ¿Por qué no?
Está roto.
¡Hola! ¿Hay alguien en casa?
¿Lexy?
Hola. Tess. ¿Cómo ha ido?
Bien.
Oye, Tess.
Lo siento mucho. Yo…
No, no. No seas tonta.
El deber manda y todo eso.
¿Todavía estás en el hospital?

This entry was posted in Subtítulos en español and tagged , , , , . Bookmark the permalink.