“Haven” Resurfacing 2010 Portuguese Português

Posted by on August 12, 2012

movie image

Descarregar da legenda “Haven” Resurfacing 2010 Portuguese Português

Bien. No, no, genial.
te toca.
Inspira profundamente.
Deja que todo ápice de
rabia emerja a la superficie,
déjalo salir todo con un
gran grito de desahogo.
Esta es tu madre biológica.
Esta, esta es tu antigua terapeuta,
que crea vínculos
y luego os echa de su grupo.
No sé si yo lo diría así, pero vale.
Júntalo todo.
Haz una bola con ello.
Y luego hazlo a añicos hasta
que tengas tanto confeti
como gente te soltó
eso de “Travis es genial,
y no necesitas de ninguna
mujer para que te valide”.
Hoy, vamos a repasar los
expedientes de mis ex mujeres.
Vamos a buscar irregularidades
en la contabilidad.
¿Perdón?
¿Exactamente cuál es el
valor terapeútico de esto?
Solo te estamos ayudando
con tu divorcio.
El valor es afrontar tus sentimientos
cuando te encuentras con una declaración
por escrito llena de mentiras y engaños.
Una auditoría forense es solo un
estrambótico nombre para alguien
que puede leer una hoja de cálculo. Son
doscientos dólares la hora, que le den.
En esta habitación, decimos no al
complejo industrial del divorcio.
En esta habitación,
nos adentramos en los
archivos nosotros mismos.
Rotundamente no.
¿Podría hablar un segundo con los dos?
El resto dedicaros a eso.
Sabéis, pensaba que sería divertido
tener una pareja de
polis legales por aquí.
Pero tenemos que afrontar los
hechos: No valéis para la terapia.
– ¿No valemos? – Sí. Os seguís
resistiendo a mis métodos,
y os diré algo más:
de verdad que hacéis desaparecer
la energía de la habitación.
– No os quiero más por aquí.
– No podemos
ser echados de otro grupo.
No os estoy echando. Habéis visto
algunas cosas; hay un
par de nuevas técnicas
que no quiero que se sepan por ahí.
Así que os ofrezco un trato único.
Ya no tenéis que venir.
En un par de meses, llamaré
a vuestro capitán,
le diré que estáis mejor.
Fin de la terapia.
Venga chicos. Todos ganamos.
Y bien, ¿cuánto crees
que ganan esos tíos
robando camionetas de comida?
Bueno, creo que han robado tres
en los últimos dos meses.
Deben de haber hecho algún dinero.
Bueno, esto está bien.
Ya no tenemos que ir a terapia.
¡Diablos, sí!
Por supuesto que está bien.
Quiero decir, ¿tú y yo?
Lo estamos haciendo mejor, nene.
– Lo estamos haciendo mucho mejor.
– Sí.
– Nos está yendo mejor.
– Me siento genial.
Me siento.. curado.
Me siento mucho mejor.
Es solo que,
ya sabes,
el cumpleaños de Pack-Man
es dentro de unos días.
– ¿Crees que no lo sé?
– He estado pensando
en ello, tío.
Es solo que… No me hubiera importado
hablar con la Dra. Ryan sobre eso.
Bueno, no tenemos esa opción, Travis.
El cumpleaños de Pack-Man…
llegará, pasará,
y ninguno de nosotros…
hará nada al respecto.
Esos deben ser ellos.
Vamos.
¡Policía de Los Ángeles!
¡Al suelo!
¿Qué demonios?
¡Quedas arrestado! ¡Quédate en el suelo!
¡Oíd! ¿Qué demonios estáis
– haciendo aquí?
– ¡Hola! Qué te parece.
Los de robos y homicidios
en casa. Lo siento, chicos,
es una redada de la sección
de investigaciones especiales.
Llevamos siguiendo a
estos dos toda la semana.
Avisadnos la próxima vez, ¿vale?
Trabajamos encubiertos. Ya lo sabéis.
Mitchell.
Marks. ¿Cómo os va?
Estamos bien. Estábamos
– yéndonos.
– ¿Cómo va la terapia?
¿Estáis bien?
¿Dejándolo correr?
¿Llorando en el hombro del otro?
Estamos bien.
Ya nos íbamos.
Solo pregunto porque se acerca
el cumpleaños de Pack-Man.
No dejes que te saque de quicio.
No vale la pena.
Los chicos y yo… vamos a ir a
tomar unas cervezas en su honor.
Deberíais pasaros.
No lo… ¡Travis, no!
Travis, no, no…
– Ven y píllalo.
– Ven aquí.
¡Ven aquí!
¡Calma y basta ya!
Sí, sí, os va bien.
Os va genial.
Chicos, muchas gracias por la ayuda
con las sillas.
Los de yoga se han empeñado.
– Buenas noches, Dra. Ryan.
– Buenas noches.
Nos vemos en unos días.
Vale. Cuidaos.
Necesitamos su ayuda.
No vamos a estar mejor sin usted
como pensábamos que lo estaríamos,
pero aparte de eso,
estamos, estamos bien.
Mire,
es la única doctora
que ha sido capaz de hacer
una maldita cosa por nosotros,
y… y la necesitamos.
Necesitamos…
esto.
Sentimos haber roto su confianza.
No ha sido solo eso.
Quiero decir que habéis
sido reacios a venir
desde el primer día,
dándole largas al asunto.
Lo haremos… mejor.
¿Y qué motivo me dais para creerlo?
Ninguno.
Queremos cambiar eso,
y, tenemos algo que ofrecerle.
Si…
nos deja volver,
contestaremos a la pregunta
que hemos estado eludiendo
durante todo el tiempo que
hemos estado viniendo.
Le explicaremos
por qué nos enviaron a
usted desde el principio.
Le contaremos
por qué apunté a Travis con mi arma.
Common Law -1×12-
-DIFUNDE LA PALABRA-
Travis.
No des ni un paso más,
o juro por Dios que dispararé.
Muy bien, alto ahí.
¿Qué?
Para de interrumpirme cuando
intento explicar la historia.
No lo estás explicando bien, ¿vale?
Lo primero de todo,
no llevaba un pañuelo.
– ¿Seguro?
– Travis,
no tengo un pañuelo.
¿Por qué siquiera lo
metes en la historia?
Muy bien, eres tan quisquilloso,
– supongo que te imagino como un
tío de pañuelo. – Solo cuéntalo.
Bien, sin pañuelo. ¿Vale?
Travis.
No des ni un paso más,
o juro por Dios que dispararé.
¿Qué?
No, no, no, no.
– He dicho sin pañuelo.
– No. Trav, sigues sin
contar la historia bien.
¿Estás negando que me
apuntaste con tu arma?
No, pero si la Dra. Ryan
tiene que entender
por qué te apunté con el arma,
tenemos que contar toda la historia.
Tenemos que empezar desde el principio.
Tenemos que contarle lo de Pack-Man.
¿Quién es Pack-Man?
¿Por qué te molestas
siquiera en presentarte
al concurso de puntería?
Por qué, pregunta el hombre.
No es vergonzoso quedar segundo, nene.
Bueno, recuérdate eso
cuando estés conmigo
en el podio.
¡Maldita sea! Algo está
definitivamente mal en este arma.
¿Qué pasa con ese tío?
Oye, ¿sigues trabajando en la teoría
de que alguien está matando
a esas trabajadoras
que desaparecen del Skid Row?
Cuando puedo, tío. ¿Por qué?
Estuve en un destacamento especial
con un tipo de personas desaparecidas
que piensa exactamente lo mismo.
Está justo ahí.
¡Oye, Mitchell!
Hola, Pack-Man, ¿qué pasa?
Tienes que relajarte, hermano.
Te vas a provocar una úlcera.
Oye, ven aquí. Quiero
presentarte a alguien.
¿De qué va lo del traje?
Él es Travis Marks. Trabaja
en narcóticos y anti-vicio.
Él es Wes Mitchell, de
personas desaparecidas.
Tú, hablaste cuando era
un cadete en la academia.
Bueno, presentados formalmente.
¿Cuál es la frase de esa película?
“Este puede ser el principio
de una gran amistad”.
Entonces, ¿os presentó David Paek?
Nadie le llamaba David.
Su nombre era Pack-Man.
– Solo Pack-Man.
– Pero sí.
Travis y yo nos unimos
para atrapar al tipo
que estaba matando a todas
aquellas prostitutas.
– Recuerdo aquel caso, sí.
– Una especie de gran asunto.
Wes y yo, conseguimos,
nos ascendieron a robos y homicidios.
Fue un buen año. Sí.
Un montón de buen trabajo
policial, muchos arrestos.
¿Te acuerdas de “Frente tormentoso”?
– ¿”Frente tormentoso”?
– “Frente tormentoso”.
¡Dios!
– Se está nublando.
– Nublado.
¿Y qué es “Frente tormentoso”?
Polis idiotas.
¿De verdad creéis que dos de vosotros
acabaréis con Los Guerreros?
¿Crees que solo hay dos de nosotros?
Solo somos la punta de la lanza.
Tenemos policías por todo el edificio.
Si eres inteligente,
tiraréis vuestras armas
y os rendiréis.
No veo a nadie más.
¿Qué tal si vosotros
tiráis vuestras armas?
¡Ahora!
¿Alguna idea de cuándo
vendrán los refuerzos?
No lo bastante pronto.
¿Tienes alguna idea?
¡Ahora atrás!
Creo que veo que se acerca
un frente tormentoso.
– Nuboso, nuboso, frente tormentoso.
– Lo pillo.
Quedaos en el suelo.
Quedaos en el suelo.
Nunca lo hubiera imaginado.
Se parece a Cuauhtémoc
en plena serenidad.
Sí. Si tienes que ir a la cárcel,
esta es la mejor manera de
hacerlo, ¿verdad, chicos?
– No me hagas reír. No me hagas reír.
– Para de reír.
Estoy aspirando esta cosa.
Bueno, eso suena a disfrutar
con la compañía del otro.
Bueno, durante un tiempo.
¿Qué ha pasado?
En cierto modo, acabamos
atacándonos el uno al otro.
Y entonces robos y
homicidios era diferente.
Ya sabe, el capitán Sutton
aún no había ido a terapia.
¡Esta maldita cosa nunca funciona!
¡Jesús!
Travis, no puedo leer este informe
porque lo has imprimido
en papel de tres agujeros.
Claro que puedes leerlo.
Solo son unas cinco palabras cortadas.
No me cargues con
suponer qué palabras son.
– Está justo ahí…
– Hola chicos.
¿Creéis que podéis dejar la
pelea de gatos unos minutos?
Si podéis, voy comprando.
Tacos, Wes, tacos gratis.
No me lo puedo creer.
¡¿Qué es esto?!
Entoces, parece que
vuestro amigo era lo único
que os ayudaba a llevaros bien.
Por entonces, sí.
Principalmente era en lo único
que nos poníamos de acuerdo.
Así que decidimos ayudarle.
¿Y eso?
Bueno, Pack-Man nos presentó
y seis semanas después,
estábamos trabajando juntos
en robos y homicidios.
Y es una de las mejores asignaciones
que puedes conseguir.
Ahora Pack-Man estaba estancado
en delitos contra la propiedad.
Así que decidimos echarle
una mano con algunas redadas.
Ayudar a aumentar su historial.
Esos son disparos firmes, chico.
¿Eres David Paek?
Pack-Man, sí.
John Crowell.
– Sección de investigaciones especiales.
– Encantado de conocerte.
Yo, te escribí una carta
cuando estaba en la academia.
Tu nombre… sigue apareciendo
en estos informes de arrestos.
Es impresionante.
Acabo de perder a un tipo
en las tareas de oficina.
Busco a alguien. Si te interesa,
ven a hablar conmigo.
Caballeros.
Por Dios. Acaba de…
¿Ofrecerte un trabajo en la S.I.S.? Sí.
Bienvenido a la liga nacional, nene.
Ahí vas.
¿Y qué es la S.I.S.?
La sección de
investigaciones especiales.
Es la otra mejor asignación
que puedes conseguir.
Es un equipo táctico de
vigilancias encubiertas.
Hacen todo lo que
quieren cuando quieren.
No tiene que responder ante nadie.
Vaya, parece un gran trabajo.
Vuestro amigo debía de estar encantado.
Bueno, la verdad es que
no le veíamos mucho.
Iba por ahí de encubierto.
Era tan buen trabajo,
que supusimos que estaba bien hasta…
hace seis meses.
– Robos y homicidios. Marks.
– Tienes que ayudarme, tío.
Estos tipos son un problema, Trav.
Se está poniendo raro.
¿De qué hablas, de Crowell?
No, de todos ellos.
Creo que se están forrando,
a costa de las redadas
que hacen, tal vez icluso consiguiendo
trabajos por su cuenta.
Oye, Pack-Man, soy Wes.
¿Estás seguro de esto?
Estoy muy seguro.
Les oi hablando de algo grande.
Un golpe que les va
a retirar de por vida.
– ¿Cuál es el golpe?
– No lo sé.
Les oí decir dos cosas:
“Hemos sobornado a Henry”.
22 de agosto.
Es justo antes de mi cumpleaños.
Creo que saben que lo sé.
Crowell me ha estado
mirando raro, lo juro.
Vale, cálmate. ¿En dónde estás ahora?
En una vigilancia en un sitio de
cambio de cheques en Valley.
Chicos, tengo que irme. Es Crowell.
Vale, no te muevas. Vamos para allá.
¿Qué demonios estáis haciendo aquí?
¿Dónde está Pack-Man?
Alto, con calma. Hemos estado
siguiendo la pista
a una cadena de robos.
Pack-Man se encargaba
de la vigilancia, ¿vale?
¿Dónde está?
Para cuando llegamos,
había derribado a estos dos.
Vuestro chico… no llevaba chaleco.
Lo siento.
Travis…
No des ni un paso más
o juro por Dios que dispararé.
Vale, ¿quién está exagerando ahora?
Intento hacer una observación, ¿vale?
Chicos, creo que os estáis adelantando.
¿Qué pasó después de que
vuestro amigo fuera asesinado?
Yo, tan solo no podía dejarlo correr.
Quiero decir que nada tenía sentido.
Sí, vuestro amigo dijo
que les había sorprendido
diciendo que tenían a ¿un tal Henry?
¿Averiguasteis quién era?
No hay manera de saberlo con seguridad.
Empezamos buscando en la S.I.S.
y cuanto más buscábamos,
menos nos gustaban esos tipos.
Fuimos a ver a Sutton,
y para entonces, ya
le habías enganchado.
¿Estás despierto?
Claro que estoy despierto.
Se le llama “shavasana”.
La postura del cadáver.
Vaya, capitán,
te has tomado en serio
esto de la terapia, ¿no?
Era esto o perder a Helen.
¿Por qué estáis perturbando mi paz?
A Pack-Man le dispararon seis veces.
Pero el disparo
que en realidad lo mató
venía de atrás.
Fue asesinado por los tíos
que llevaban el sitio de cambio de cheques.
¿Cómo pasaría eso?
Bueno, el conductor
pudo haberle disparado.
No es posible. El conductor fue visto
aparcado justo enfrente de esa tienda.
Y no hay forma de que pudiera
haber flanqueado a Pack-Man.
¿Qué estáis tratando de decir?
Escucha, capitán, hemos investigado
a esos tipos de la S.I.S.,
y no hay nada bueno.
Las cuentas no cuadran.
Cada uno de ellos viven en un lugar
que ningún policía podría pagar.
Bueno, tú vives en una casa
que ningún policía podría pagar.
No tengo una cuenta bancaria en Curaçao.
John Crwowell sí.
Hacéis acusaciones contra cuatro
de los policías más condecorados,
será mejor que no se os rebote
la cuarta parte de las pruebas.
Ahora, lo que tenéis es circunstancial.
Tenéis que tener cuidado.
Estos tíos son peligrosos.
Es por eso que tenemos
que seguir con esto.
No había terminado.
Dije que son peligrosos.
Conseguidme algo con
lo que pueda trabajar.
Yo iré tras ellos con
todo lo que tenemos.
Es el hospital.
Les dije que se pusieran
en contacto conmigo
si el cajero salía del coma.
¿Puede trabajar con un testigo, Capitán?
Aún no ha abierto los ojos, pero
está respondiendo a estímulos.
Ha estado murmurando que le dispararon.
¿Qué demonios hace aquí la S.I.S.?
Oye…
¿Qué haces?
Oye, oye, aléjate de él.
Le he traído flores.
Carrano es nuestro testigo. Relájate.
Bien, creo que podemos
encargarnos a partir de aquí.
¿Estáis paranoicos sobre algo?
¿Tenéis claro quienes son los malos?
Sí, lo tenemos claro.
Bien.
¡Dios mío!
Debían de saber que ibais tras ellos.
– ¿Cuánto lleváis sentadas ahí?
– Lo siento…
Es que se supone que técnicamente
ya tenemos la habitación y
es una historia tan buena.
De verdad que aprecio
vuestra comprensión,
pero son mis pacientes;
necesitan espacio.
¿Por lo menos podéis
decirnos cómo acaba?
Perdón.
Acaba de decir que somos sus pacientes.
En este preciso momento
sois mis pacientes.
Veremos donde estamos cuando esto acabe.
Vale.
Bien, al final Carrano se despertó.
Dijo que vio a alguien acercándose
sigilosamente por detrás a Pack-Man
y le disparó en la espalda.
No pudo dar una descripción exacta,
pero era condenadamente
parecido a John Crowell.
Y eso fue suficiente para empezar
una investigación oficial.
Es genial.
¿No es bueno?
Abogado, le he concedido
dos aplazamientos.
Bien, ¿puede presentar
a su testigo o no?
Señoría, hemos intentado
localizar a Damian Carrano.
No ha ido a trabajar
desde hace una semana.
Su apartamento está vacío.
Es lamentable para su caso.
Si puede encontrar al Sr. Carrano,
puede volver a pesentar los cargos.
Desestimado.
Fácil, fácil.
Teníamos gente protegiendo a Carrano,
y esos tipos son tan buenos
que consiguieron sobornarles,
hacerles huir, o lo
enterraron en algún sitio.
Ni siquiera pudimos
volver a presentar el caso.
¡Vaya! Debió de ser doloroso.
– Sí.
– Sí.
La cosa es que John Crowell no solo
tenía que ganar en el juzgado;
tenía que regodearse de ello.
¿En serio estás listo
para explicar esto?
Muy correoso, chico.
También me lo he tragado
muchas veces en el juzgado.
Debes de sentirte
como un idiota.
Déjame decite algo que debería darte
claridad respecto a la situación.
Ahora, quiero que pienses en ello
cuando lo estés rebobinando en tu mente.
¿Qué quería ese imbécil?
Oye, Travis.
Travis.
Travis, háblame.
¿Travis? Oye, Travis.
Oye, oye, no, no, no. Alto, alto, alto.
Oye, no. Háblame.
Vamos a sentarnos y a hablarlo, ¿vale?
¿Qué ha dicho?
¡Travis!
No des un paso más,
o juro por Dios que dispararé.
¡Mitchell!
Bájala, chico.
Hay treinta policías en esta habitación.
Si no desistes, alguien
va a desenfundar.
Vamos.
Baja el arma.
¿Qué te dijo?
Me dijo que mató a Pack-Man.
Fui suspendido pendiente de
una auditoría administrativa.
Y cuando les dije a los de la junta
por qué apunté con mi arma
a mi compañero, que lo hice
para evitar que disparara
a John Crowell…
No iba a dispararle.
¡Maldita sea, Travis!
Sí, ibas a hacerlo.
¡Te lo vi en la cara!
Amartillaste tu arma.
No iba a reconfortarte.
¿Y qué?
¡No ibas a dominarte!
Cuando le conté
a la junta por qué hice lo que hice,
nos ordenaron que nos
mantuviéramos alejados de
John Creowell y sus hombres.
Y nos dejaron volver al servicio,
con dos condiciones.
Una, hacemos esto.
Y dos, ninguno de nosotros
podía ir a ningún sitio
cerca de la S.I.S.
Así que le salió a la
perfección a John Crowell.
Eso parece.
Fue un jugador inteligente.
Provocó a un impulsivo
para ir detrás de él.
Y ahora que sabemos que
Crowell y sus colegas están
planeando algo grande,
– ni siquiera nos dejan husmear.
– Eso no debería detenernos.
¡No es todo lo que nos detiene, Travis!
No voy a dejar que desperdicies
tu vida y dispares a ese tipo.
¡Acabo de decir que no iba a dispararle!
¡¿Cómo lo sabes?! ¡Ni
siquiera estás dispuesto
a admitir que ibas a dispararle
– hace seis meses!
– ¡Lo sé!
¡Ni me has dado las gracias
por salvarte de cometer el
error más grande de tu vida!
Con un gran coste
para mi propia carrera, debería añadir.
¿Por qué debería creerte ahora?
Porque ellos mataron a Pack-Man.
¿Entiendes eso? ¡Mataron a Pack-Man!
Eso ya lo sé.
No tienes el monopolio
de la pena, Travis.
¡¿Cuándo dije eso?!
Chicos.
¿Cuándo dije eso?
Chicos, chicos, chicos.
Estáis tan cerca
de hacer un verdadero progreso.
No empecéis a criticaros el uno al otro.
Travis, ¿le has dicho a Wes la verdad
de lo que pasó esa noche?
De verdad no sabía que
iba a pasar esa noche.
Y tenía mi arma.
Gracias.
Pero eso fue hace seis meses.
Soy diferente ahora.
Somos diferentes ahora.
Te prometo que no le dispararé.
Wes, ¿crees que Travis ha cambiado?
¿Confías en su palabra para esto?
Entonces chicos, creo que
estáis de acuerdo.
Solo tengo una cosa más que decir,
y de verdad que no
es muy terapeútico.
Id a patearle los culos.
¿Querías que viera
el Centro de Exposiciones
del Sur de California?
¿Por qué?
Vienen aquí.
Crowell, Reese, Serra, Prince
vienen aquí por la noche, hacen fotos
y dan una vuelta por el perímetro.
Diría que están cubriendo el lugar.
Has estado siguiéndoles.
Cuando puedo.
Se supone que no debes hacer eso.
Asesinaron a Pack-Man.
¿Por qué este lugar?
Bueno…
– ¿Capitán?
– ¿Capitán?
¿Has dormido aquí toda la noche?
Dios.
Puse la alarma así me podía levantar
antes que todos llegaran.
¿Qué hacéis aquí?
Bueno…
Ya intenté diamantes con Helen.
No funcionó.
No, Capitán, no es sobre Helen.
Hay un valor en piedras
de millones de dólares
moviéndose en esa feria.
Los de la S.I.S. están
planeando robarlos.
¿Y cómo sabes esto?
Pack-Man dice que
a veces hacen trabajos
por su cuenta, Capitán.
Han estado cubriendo el lugar.
Vais detrás de esos tipos,
os vais a jugar a los
dados vuestras carreras.
Sin mencionar la mía.
Es por eso que estamos aquí.
No nos movemos a menos que
quieras que nos movamos.
No, lo que quiero es que tengáis razón.
Os sugiero que salgáis pitando
y me dejéis vestirme.
No sabemos cómo abordarán
el Centro de Exposiciones,
así que tenemos que estar
listos para cualquier cosa.
Necesitamos gente en cada
salida, en cada entrada.
Estos tíos saben lo que hacen;
responderán a los disparos.
No hay garantía que esto termine bien.
Si os unís a esta operación, ponéis
vuestra carrera en peligro.
¿Alguien quiere dejarlo?
Bien.
Vamos.
Te metes por la puerta lateral,
te preparas donde nadie puede
verte, y luego haces el trabajo.
Trabajan rápido.
A todas las unidades, os
informamos que vamos a entrar.
– ¡Oye! ¡Policía de Los Ángeles!
– ¡Policía de Los Ángeles! ¡Bájala!
¡Policía!
No te muevas. No te muevas.
Manos arriba. Manos
arriba. Manos arriba.
Arriba, arriba, arriba.
¡Oye!
No eres de la S.I.S.
¿Qué diablos?
¡Policía!
¡Quédate ahí!
¡Diablos!
– ¡Oye! ¡Levántale, ya!
– ¡Oye!
¿Por qué demonios les estáis
disparando a mis hombres,
y por qué estáis otra vez en medio
de una de nuestras redadas?
– ¿De qué hablas, “vuestra redada”?
– ¡Sí!
Llevamos siguiendo a los
Hunos desde hace un año.
Y toda esa gente que
habéis puesto en peligro…
Luego le disparáis a mi tío.
Tu tío debería haberse
identificado, ¿vale?
¡Antes la operación! No tenéis derecho.
¡Esto es acoso!
No vais a salir de esta.
Estáis acabados.
Apoyar a tus hombres es una cosa,
capitán, pero cuando tus hombres
están buscando una vendetta,
¡alguien tiene que
intervenir y ser el adulto!
Parece que está reprimiéndose.
No, venga. Le está destrozando.
– Esos tipos ponen un año de
trabajo policial… – No lo entiendo.
Pack-Man dijo que estaban planeando
algo grande justo
antes de su cumpleaños.
Y estaban vigilando el
Centro de Exposiciones.
Lo estaban vigilando porque
planeaban una gran redada.
¿Crees que Pack-Man tan solo estaba…
¿Equivocado?
No lo sé.
¿Cómo fue?
Los dos vais a ser amonestados
durante dos meses,
y después de vuestra suspensión,
tenéis que hacer una elección.
Si os quedáis juntos, vais
a la sección de empeños.
O si os separáis, volvéis
a los respectivos departamentos
de los que venís.
Entonces… ¿Elegir entre
un destacamento estúpido
– o separarnos? – Tenéis suerte de
tener una elección después de todo.
Me imagino lo que queréis hacer, pero…
tenéis que devolver vuestras
placas por la mañana.
¿Qué va a pasar contigo?
Mi carrera está en el retrovisor,
refleja como es de todos modos.
Estaré bien.
Aquí estáis.
Bien.
¿Va todo bien?
No…
no salió como queríamos.
Lo siento.
Tengo unos minutos antes
de que empiece la sesión,
pero podríamos hablar sobre ello…
No hemos venido por la terapia.
Solo queríamos despedirnos.
Si Wes y yo queremos seguir como
detectives, tenemos que separarnos,
así que ya no somos pareja…
ya sabe, no hay más terapia de pareja.
Ya veo.
Ha sido una buena doctora.
Así que gracias.
Era una buena doctora,
y lo seguiré siendo hasta
que salgáis por esa puerta.
Habladme.
¿Qué ha pasado?
Mire, no importa.
Estábamos equivocados sobre esto.
En los últimos dos meses, os he visto
apostar sobre el resultado de
los ejercicios de la terapia.
Os he visto empezar
y acabar un concurso de
escupir bolitas de papel…
Sí, escuche, no valemos para terapia…
No he terminado.
Pero nunca, en ese tiempo,
que estéis equivocados
en vuestro trabajo.
No cuando era así de importante.
Así que pensad en eso
antes de abandonar.
¿Necesitas ayuda en limpiar todo esto?
Estoy bien.
Así que…
Te veré luego.
¿Qué tal si ella tiene razón?
La Dra. Ryan. ¿Qué pasa si… qué
pasa si no estamos equivocados?
¿Crees que no me he
preguntado eso, Travis?
Tal vez Crowell y sus hombres
iban a robar alguna de esas joyas
después de que arrestaran a los Hunos,
pero ahora no vamos a saber eso.
Su plan cambió una vez
que nos vieron ahí.
Wes, cuatro tíos no pueden arreglarse
para toda la vida con algunas joyas.
Vale.
Jugaré.
Crowell y sus hombres no pudieron
haber arrestado a los Hunos
y luego hacer que desaparecieran
todas las pruebas
de la escena del crimen.
Hay… tantas preguntas.
Esas joyas no desaparecieron
– de la faz de la tierra.
– Podrían también haberlas
conseguido ahora, los S.I.S. tendrían
que llevarlas a la consigna de pruebas.
Podría hacerse.
Si le pagas al tío correcto.
Henry.
Siempre asumimos que
Henry estaba trabajando en algún
lugar donde planeaban entrar, ¿verdad?
¿Y qué si él trabaja aquí?
Sí, han hecho una gran redada,
parecen héroes.
Luego, un rato después,
millones de dólares en pruebas solo…
desaparecen.
O tal vez alguien entra a
la fuerza, asalta el lugar.
¿Otro miembro de los Hunos?
Asegúrate de comprobar “Henry”
como nombre y apellido.
Por supuesto que voy a comprobarlo
como nombre y apellido, Travis.
Por favor, es nuestro último día
juntos; no me seas condescendiente.
Mira esto.
Hay ocho policías con el apellido
Henry en la policía de Los Ángeles.
Pero mira este.
“Derek Henry.
Depósito de pruebas.”
Frente tormentoso.
Cuenta.
Uno… dos…
¡Tresito!
Vamos. ¡Vamos!
Adelante, chicos. Daos la mano.
Uno de los tipos de la
S.I.S. ya está convencido.
Ronnie.
– El callado.
– Sí.
Ya está de acuerdo con
testificar en contra de Crowell.
Crowell va a caer por matar a Pack-Man.
¿Y vosotros dos? ¿Cómo lo lleváis?
– Bien.
– Bien.
Sí. Los dos estamos readmitidos,
y los dos tendremos
una mención de honor.
Y, ya sabe, una vez que
todos se han dado cuenta
de que teníamos razón sobre
que los S.I.S eran corruptos,
han borrado nuestras
suspensiones originarias
y han quitado las condiciones
de nuestra primera readmisión.
Que significa…
Ya no tenemos que venir más aquí.
La terapia de pareja, ya no se exige.
Siento escuchar eso.
Lo que Wes está diciendo es que
ya no es obligatorio.
Pero si usted todavía…
nos deja volver…
Lo siento, ¿sois voluntarios
para otra ronda?
Yo tampoco lo puedo creer.
Pero la verdad es
que estoy un poco mejor.
Y, uh, bueno, Travis, que tiene un
largo camino que recorrer.
Todavía no has hecho ningún
progreso, aún vives en un hotel.

Get Adobe Flash player

Comments are closed.